Confederación Sindical de Comisiones Obreras

9º Congreso Confederal de CCOO

Afíliate a Comisiones Obreras
Confederación Sindical de Comisiones Obreras

Votaciones

Resultados de la votación
Enmienda rechazada
Votos a favor
Votos a favor
Votos a favor
Votos en contra
Votos en contra
Votos en contra
Abstenciones
Abstenciones
Abstenciones
Votos a favor Votos en contra Abstenciones
SI
77
NO
516
Abstenciones
14
Totales
607

Jueves 18 de Diciembre de 2008. Enmiendas y resoluciones

Enmienda número 121

Enmienda
Ponencia
Tipo de enmienda: Modificación
Presentada por: F.E. COMFIA ( m)

Texto enmienda:

Este modelo ha abundado en la dualidad del mercado laboral, los salarios negociados han tenido un crecimiento muy moderado influidos también por los compromisos recogidos en los Acuerdos Interconfederales de Negociación Colectiva (AINC), el efecto de la composición del empleo generado, la política fiscal aplicada y el crecimiento de los beneficios empresariales, ha provocado una reducción del salario medio y la pérdida de peso de las rentas del trabajo en la renta nacional.

En la práctica los AINC no han estimulado sino empobrecido la negociación colectiva, aparece como un macro-convenio que solo tiene como expresión concreta la moderación salarial. El convenio colectivo como expresión de los intereses de los trabajadores de un sector concreto esta progresivamente perdiendo fuerza. Lo central ya no es la organización y la relación de fuerzas en cada ámbito sino lo que se negocia en la cúspide. Tampoco ha servido para generar un efecto de traslación solidaria hacia los sectores más débiles particularmente en salarios y jornada.

Ponencia
Desde [p. c. l.]: .., Desde Este modelo..
Hasta [p. c. l.]: .. hasta nuevos empleos.

Texto ponencia:
Se muestran 10 lineas anteriores y 10 posteriores al punto de enmienda, el cual se presenta en negrita

Artículo 7. Afiliación Internacional

cedentes de los fondos europeos y de la llegada masiva de mano de obra extranjera.60. El modelo productivo español precisa de la importación masiva de materias primas básicas, acumula un con-siderable retraso en infraestructuras físicas, desarrollo tecnológico y cualificación de las personas, genera unainflación mayor que la de la UE, y ha hecho de los costes laborales su factor primordial de competitividad.61. La excesiva dependencia de financiación externa de nuestra economía, con un importante y creciente prota-gonismo de los fondos de inversión, con un fuerte componente especulativo en la composición de la estruc-tura de capital de las empresas, unido al creciente endeudamiento de las mismas, presenta riesgos para el em-pleo y las relaciones laborales, al imponerse en las estrategias empresariales el objetivo de rentabilidadfinanciera a corto plazo. Esta situación afecta a la capacidad de intervención del sindicato en la empresa, comose pone de manifiesto en la actual coyuntura internacional caracterizada por la crisis financiera, y dificulta elabordaje de los procesos de innovación para hacer a las empresas más productivas.

62. Este modelo ha abundado en la dualidad del mercado laboral por lo que, a pesar del crecimiento de los sala-rios negociados, el efecto de la composición del empleo generado, la política fiscal aplicada y el crecimientode los beneficios empresariales, ha provocado una reducción del salario medio y la pérdida de peso de las ren-tas del trabajo en la renta nacional. Así, la brecha salarial se ha incrementado, penalizando sobre todo a jó-venes, mujeres e inmigrantes, quienes mayoritariamente han ocupado los nuevos empleos.

63. Las nuevas desigualdades generadas han limitado el efecto de las políticas reivindicativas desplegadas por lasorganizaciones de CCOO en la negociación colectiva y mediante el intenso proceso de Diálogo Social. No obs-tante, hoy disponemos de nuevos instrumentos negociados (ver Eje 1) que deberán jugar un importante pa-pel en la próxima etapa.64. La elevada inflación no tiene sus causas en la evolución de los salarios, que más bien han contribuido a su con-trol, ni puede achacarse exclusivamente a los precios de los hidrocarburos y otras materias primas. El diferen-cial con la zona euro se debe, fundamentalmente, al comportamiento de los márgenes empresariales, sobretodo en los sectores menos expuestos a la competencia internacional, y a la pasividad para afrontar configu-raciones más eficientes en sectores como el de la energía, o a las reformas que requieren las estructuras co-merciales y que inciden en las elevadas tasas de inflación que, además de restar competitividad a nuestros pro-ductos, deterioran gravemente las rentas de las personas más desfavorecidas.